sábado, 28 de febrero de 2009

El Papanicolau y la Colcospo... Copolspo...

–Hola chiquita... ¿Cómo estás?
–Bien... un poco cansada de esperar allá afuera... (Estuve más de dos horas esperando ¡Ufa!)
–Y sí... bueno... ¿Qué te trae por acá?
–Me voy a... tengo que hacerme un Papanicolau.
–Ah... ¿Por algo en especial?
–No, simplemente porque ahora ya soy mujercita y mi novio opina que ya tengo que aprender a cuidarme, como parte de mi crecimiento...
–Ah, ¡mirá vos qué chico inteligente!
–No, no es un chico.
–Ah, bueno, qué buen hombre entonces, al recomendarte esto.
–Y... ¿para cuándo podría darme turno..?
–Ahora mismo te lo hago.
–¿Qué? ¿Cómo? ¿Ahora, ya?
–Si, dale, sacate la ropa en ese bañito de ahí y ponete la bata que está colgada. Después acostate en aquella camilla.
Entré y seguí sus indicaciones. Luego salí, mirándome.
La bata me quedaba como si me hubiera puesto la camiseta de un gigante.
–Me queda un poquito grande... –le comenté.
Sonrió.
–No importa... es sólo para cubrirte.
Me acosté en la camilla un poco tensa y nerviosa (bueno, “un poco” es una forma de decir). Era la primera vez que hacía eso.
–Doctora...
–¿Sí?
–Tengo miedo. Esto no me gusta nada.
–Tranquila, que no duele y es sólo un ratito.
Veía cómo se ponía esos guantes blancos elásticos y abría una bolsita de plástico.
–¿Y ahora qué me va a hacer?
–Mirá: ahora vos vas a abrir las piernitas, te vas a relajar y te vas a poner flojita para que yo pueda ponerte esto... (¡Uyyyyyy, nooo!)
–¿Eso tan grande? (¡Uhhhh! ¡No me entra eso!)
–¿Querés el que se usa con mujeres que ya tuvieron cinco partos? (¿Hay más grandessss?)
–No-no-no-no-no, no, mejor no.
–Éste es el más chico. (¿Cómo será el más grande, Dios mío?)
–¡Ay, noooooooooo! (Me mostró el más grande. ¡Un horror!)
–Dale, a ver... flojita. Respirá profundo y pensá en cosas lindas...
–¡Ay! ¡Ayyyyyy! ¡AAAaayyyyyYYYYY! ¡Ay, ayayayayayay! ¡Sáqueme eso! ¡Duele! (¿No te das cuenta que no puedo pensar en cosas lindas con lo que me estás metiendo?)
–Nooo, tranquila... ya termino... Vamos, flojita, porque si te ponés tensa me cuesta más.
–¡Es que due-LE! ¿Por qué me mintió? ¿Por qué me dijo que no dolía? ¡Ay, ayayayayayayayay!
–Quizás te duele porque contraés los músculos. Vamos, dale. Relajate... además... ¿No dijiste que ya habías tenido relaciones?
–Sí ¡Pero no así! ¡No con un aparato como ése!
–A ver contame cómo te va en el colegio...
–¡Ay! Bien, bien... me va... ¡Ay! ¡Pero ahora no puedo pensar! (¿Cómo puedo pensar en el colegio ahora? ¿Ehhhhhhhhh?)
–Ya termino, ahora tengo que tomar una muestra.
–¿Una muestra?
–Sí, una muestra. Se llama Colposcopía.
–¡Ay, no! Pero... ¡yo no le pedí la Colcoscopía!
Se rió..
–Pero se hace siempre...
–Pero no me gusta... ¿La polcoscopía viene de regalo? ¿Es como un combo? ¿Siempre la hacen así de prepo?
–Sí, es para poder analizar que no tengas bichos raros...
–¡Ay, ay! ¡Ayyysss!
–Ya está... Listo. Tranquila que ya terminamos.
–¡Por fin! ¡Qué tortura! No me gustó. No creo que me haga un Papanicolau nunca más... y menos que menos la Colcoscopía.
–Col-pos-co-pía, mi vida.
–Bueno, eso.
–Los análisis van a estar listos el martes, ¿sabés?
–Si, doctora. Ese día vengo a buscarlos y a ver lo de los bichitos...
Y me fui, ese primer día, con una sensación extraña entre las piernas y sintiendo una molestia adentro... ¡Ufa! ¿Por qué a los hombres no les hacen polcos... cospolpo... ¡Bueno, ESO!

Lolita

Foto: © Rainer M. Guillessen

16 comentarios:

  1. Ay mi vida!!!
    Pero tenés que hacértelo sí o sí una vez al año.
    No es grato pero sí necesario.
    Si tenés algo (que no creo), ahí sale, entendés?
    Además ya sos una mujer y lógicamente, tenés que cuidar tu cuerpo.

    Lolis, mi vida, después pasame bien los datos del profe, porque tengo que cargarlo en "posibles" gastos médicos en la mejor clínica, no te preocupes que el cerdo de mi marido paga, es de onda, de mi parte, no te preocupes, está todo bien, es una posible gentileza por si lo "agotás". Después te explico bien, besotes hermosa!!!!

    ResponderEliminar
  2. A los hombres cuando son "mayorcitos" les hacen el chekeo de la próstata... Le meten el dedo por el culo, y eso para una gran mayoría de hombres más que doloroso es humillante.

    ResponderEliminar
  3. Sra Angel:
    ¡Gracias!
    Ahora ya no le tengo miedo :(
    Después hablamos, ¿sí?
    Besitos de

    Lolita

    ResponderEliminar
  4. Matías:
    ¿En Perú no conocen el análisis enzimático prostático? Es un estudio que se hacen los hombres que saben cuidarse, después de los cuarenta años.
    El Profesor, claro, se lo hace todos los años.
    Y nadie le mete nada en ningún lado.

    Lolita

    ResponderEliminar
  5. A los hombres les hacen cosas más humillando por otro lado xD

    ResponderEliminar
  6. Bueno, a los hombres nos metieron el punto G en el culito.
    (supongo que alguien leyó el manual de instrucciones de manera equivocada)

    Besos con gajes del oficio

    ResponderEliminar
  7. Pues si que tuvo que ser desagradable.

    ResponderEliminar
  8. Lolis, querida, aun recuerdo cuando sali de la consulta de mi primer visita instructiva.
    Fui a preguntar y me hizo todo, jaja, suave porque aun no habia debutado.
    Luego, es cierto, ya te vas acostumbrando, y practicamente, llevas la bombacha en la mano, jajaja.
    Besotes!!!

    ResponderEliminar
  9. Gastón:

    ¡Y bien que nos gusta que nos toquen el PUNTO G! (No el proctólogo, claro).
    ¿A usted se lo estimularon?
    Un saludo de caballero,

    El Profesor

    ResponderEliminar
  10. Pauli:

    Todavía no shevo la bombis en la mano.
    Me toca otra vez en marzo :(
    ¿Me va a meter esa cosa otra vezzzzzzzzz?
    ¡NO VOY!

    Lolis
    PD: Bueno... ta bien, si me acompaña mi Profe, voy... sha sé, sha sé. :(

    ResponderEliminar
  11. OMG!!! que terror lolita :S..
    Buajaja a mi aun no me tok jajajja

    ResponderEliminar
  12. ehhh si, tiene suerte los hombres. no les toca papanicolau, ni colico menstruales, ni contracciones de parto, ni episiotomías, ni tetas doloridas llenas de leche, ni pezones agrietados... tiene suerte los hombres

    pero bueno... no queda más que cuidarse y hacerse esos estudios al menos una vez al año

    ResponderEliminar
  13. los voy a denunciar pelotudos enfermos

    ResponderEliminar
  14. jejejje sabes que me qedo grabado de este post colcoscopia... what?
    jaja nunca me aprendi la qe va culpa tuya Loli eh!!! jajajaja.
    Besoptes

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tu comentario, aunque te pedimos que si lo que piensas escribir está cargado de prejuicio a causa de no haber vivido una experiencia similar a la nuestra... lo pienses dos veces.

Haremos todo lo posible para que tu comentario te sea respondido a la brevedad.

Muchas Gracias.

Lolita y El Profe