sábado, 21 de febrero de 2009

Un gran hombre

Sí, puedo afirmarlo.
Estoy segura de esto.
Las Lolitas podemos darnos cuenta si el señor al que amamos es un Gran Hombre.
Mi Profe lo es.
¿Cómo lo descubrí?
Muy sencillo: un Gran Hombre es el que se preocupa por mí, su mujercita, y procura hacer todo para verme feliz, es aquél que no me critica, no se burla, no me ofende y no pretende cambiarme ni me imagina diferente a como soy.
Un Gran Hombre no es el más fuerte ni el que tiene más dinero, sino aquel que tiene generosidad en el alma y bondad en el corazón, el que es transparente, que no oculta sus verdaderos sentimientos y sabe admirarme por mi grandeza interior.

Un Gran Hombre es el que camina con la frente en alto, sin sin bajar la mirada, si verguenzas ni temores. Es el que no me miente nunca y sabe llorar su dolor en mis brazos.
Es el hombre que me ama por quién soy y por lo que somos cuando estamos juntos, el que se regocija con mis triunfos y alegrías y que no soporta verme sufrir bajo ninguna circunstancia. El que me defiende de los que quieren dañarme. El me corre hacia atrás, y pone su cuerpo por delante, como si fuera un escudo para protegerme del dolor.
Un Gran Hombre es el que nunca me hizo llorar de manera intencional, el que me hace sonreír y agradecer lo lejos que hemos llegado y lo mucho que logramos juntos, pese a todo y a todos.
Es el que jamás se cansa de besar mis labios y decirme lo hermosa que me veo con la ropita que llevo puesta.
Un Gran Hombre es aquél capaz de convertirme en una Gran mujer, en una Lolita feliz. Es el que sé que se quedará conmigo sin importar lo que pase, que me acompañará hasta el final y que estará a mi lado para vivir juntos el paso de los años.

Lolita

(PD: Y también el que me deja ponerme sus camisas para andar por la casa...)

Foto: © by Đặng Huy Hùng

7 comentarios:

  1. hola lolita otra vez yo pasando a comentar tu blog, la razon por la que quisiera saber como se conocieron o mas bien como se animaron a iniciar una relacion, es por que a mi me sucede algo similar con un profe y nos llevamos muy bien pero estoy enamorada de el y no se como saber si el tambien es que en ocasiones siento que si pero que no se anima por la diferencia de edad.

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Za!dm!
    Disculpame, por favor.
    Sin querer borré tu comentario: "¡Qué buena envidia!"
    Gracias, mi vida.
    Besitos de Lolita

    ResponderEliminar
  3. Ana:
    ¿Cómo nos conocimos? Por Internet, pero no chateando. Es lo que menos importa.
    ¿Cómo nos animamos? Pues... Uh, eso es difícil de contestar. La verdad, que el Profesor me habló hasta dejarme las orejas coloradas de tanta lata, explicándome todas las desventajas, problemas y obstáculos que teníamos por delante. Pero, al fin, él se convenció que no iba a darme por vencida tan fácil, de manera que decidimos encontrarnos. Debo decir que, para un hombre de su edad, no debe haber resultado fácil. Pero, dado el hombre que es, me dio su palabra que nos encontraríamos y cumplió. Ahí comenzó esta relación que, cuando pienso en el tiempo que lleva, ¡no-lo-puedo-creer!
    Mira, Ana: si tu profesor es un hombre como mi Profe, vencerá los miedos razonables que puede tener un hombre de su edad frente a Lolitas como nosotras, y entonces se decidirá.
    Depende mucho de lo que hagas, ¿entiendes?
    Besito de Lolita :)

    ResponderEliminar
  4. hay que admirar a quienes amamos.

    saludos a deshora.

    ResponderEliminar
  5. Un gran hombre...
    que conoció a una gran mujer.

    Besos grandes
    (para los dos)

    ResponderEliminar
  6. La PD que pusiste es clave!.
    Te sigo, un saludo.

    ResponderEliminar

Puedes dejar aquí tu comentario, aunque te pedimos que si lo que piensas escribir está cargado de prejuicio a causa de no haber vivido una experiencia similar a la nuestra... lo pienses dos veces.

Haremos todo lo posible para que tu comentario te sea respondido a la brevedad.

Muchas Gracias.

Lolita y El Profe